Informe 24 Catamarca

El sábado 10 habrá una misa en la Catedral Acción de gracias de los jóvenes por la beatificación de Carlo Acutis

Compartir

El sábado 10 de octubre, en Asís, la tierra de San Francisco, se realizará la ceremonia de beatificación de Carlo Acutis, el adolescente italiano que evangelizaba a través de internet y tenía un entrañable amor a Jesús presente en la Eucaristía. En comunión con este gran acontecimiento de fe, la Iglesia que peregrina en Catamarca, especialmente los jóvenes, se sumará a la acción de gracias por este regalo durante la Santa Misa, que se celebrará ese día a las 20.00, en el Altar Mayor de la Catedral Basílica y Santuario de Nuestra Señora del Valle. La Eucaristía reunirá a representantes de distintos grupos, movimientos e instituciones que trabajan con y por los jóvenes, y cuenta con la organización de la Pastoral Juvenil y la Pastoral Misionera local.Teniendo en cuenta la situación sanitaria, la ceremonia litúrgica podrá seguirse por las redes sociales de la Catedral Basílica y del obispado“Nuestros jóvenes están llamados a la santidad”El Padre Eugenio Pachado, asesor de la Pastoral de Juventud de Catamarca invitó a que este gesto se replique en todas las parroquias de la Diócesis de Catamarca durante las celebraciones que se llevarán a cabo los días 10 y 11 de octubre. Asimismo, reflexionó que “será un momento de acción de gracias a Dios por animarnos a copiar lo bueno, lo santo, que la Iglesia propone a los jóvenes y misioneros de hoy. Dios nos regala la gracia de que sea un adolescente, un joven, quien se nos propone como modelo de santidad. La juventud de nuestro tiempo, que enfrenta tantas crisis, está llamada a la santidad”. “No debe ser una utopía la frase del Papa Francisco: ‘Necesitamos santos sin velo, sin sotana; necesitamos santos de jeans y zapatillas’, sino una realidad. El joven de hoy debe volver a Dios y manifestar la alegría de ser evangelizador en las familias y en todos los ambientes”, expresó. El Padre Eugenio recomendó que se observen las medidas sanitarias y de seguridad dispuestas por las autoridades competentes, como el uso obligatorio del barbijo, el alcohol desinfectante en manos al igual que la alfombra colocada en el ingreso al templo para el calzado, el distanciamiento entre las personas.¿Quién es Carlo Acutis?Carlo Acutis nació el 3 de mayo de 1991 en Londres (Inglaterra) donde trabajaban sus padres. Algunos meses después, sus papás Andrea Acutis y Antonia Salzano, se mudaron con él a Milán.Siendo adolescente, a Carlo le diagnosticaron leucemia. Ofreció sus sufrimientos “por el Señor, el Papa y la Iglesia”.Murió el 12 de octubre de 2006, día de la Virgen del Pilar. Fue sepultado en Asís a pedido suyo, debido al gran amor que le tenía a San Francisco.Su causa de beatificación y canonización se abrió en 2013. Fue declarado venerable en 2018 y será beato desde el próximo 10 de octubre.Desde muy pequeño Carlo mostró un especial amor a Dios, aunque sus padres no eran especialmente devotos. Su madre decía que antes de Carlo solo fue a Misa en su Primera Comunión, su Confirmación y su Matrimonio.Carlo también amaba rezar el Rosario. Tras su Primera Comunión iba a Misa con frecuencia y se quedaba rezando en Hora Santa luego de la Eucaristía. Se confesaba una vez a la semana.Le pedía a sus padres que lo llevaran en peregrinación a los lugares de los santos y a los sitios de los milagros eucarísticos.Su testimonio de fe llevó a una profunda conversión a su madre porque, de acuerdo al sacerdote que promueve su causa, él “logró acercar a sus familiares, a sus padres a la Misa diariamente. No fue al revés, no fueron los padres los que llevaron al pequeño a Misa sino era él quien iba a Misa y que convenció a otros de recibir la Eucaristía todos los días”.Era conocido por defender a los chicos de su escuela que sufrían bullying, especialmente niños con discapacidad. Cuando los padres de un amigo se estaban divorciando, Carlo hizo lo posible para incluirlo en la vida familiar de los Acutis.Promovió los milagros eucarísticos, especialmente a través de un sitio web que diseñó con ese fin ya que era programador. Allí le decía a la gente que “mientras más frecuente sea nuestra recepción de la Eucaristía, más seremos como Jesús. Y en esta tierra podremos pregustar el Cielo”.Le gustaban los videojuegos y los deportes en campo abierto. Cuando Carlo enfermó su vida de fe aumentó. Tenía toda la intención de ofrecer su sufrimiento por la Iglesia, el Papa y la gente enferma.

Deja un comentario